ABORTO

58. ABORTO

DEPENDE. Claro que depende. Todo depende. En el caso del aborto todo depende de si consideramos o no el tamaño de la gente como una circunstancia que modifica el derecho que todos tenemos a vivir. En cualquier debate racional los que decimos que la vida humana es sagrada desde la concepción hasta la muerte natural lo tenemos mucho más fácil. No existen argumentos racionales que induzcan a poner límites por arriba o por abajo. Nosotros decimos que todos merecen vivir; los grandes y los pequeños; los grandes que se empequeñecen tanto como los pequeños que han de agrandarse. En cambio los partidarios del aborto exageran la importancia del tamaño físico de las personas. Yo pienso que todo depende. Depende de cuál sea tu punto de vista. Porque un embrión es realmente pequeño si lo comparas con su padre, pero un embrión al microscopio puede parecer mucho más grande que su progenitor visto desde un bombardero americano. Todo depende. Depende de la cantidad de dinero que sostenga una campaña publicitaria, de tal forma depende que -si nos descuidamos en la dosis de televisión- podemos acabar arrastrados por una opinión inmoral. En, fin, que la cosa está clara. El aborto es, por si alguien no lo sabía todavía, un pecado que consiste en matar a un pequeño y amorfo ser humano inocente. Si lo quiere Vd. justificar atrévase a decir que la vida humana ya no es sagrada, pero no me diga que el cuerpo de la víctima era muy pequeño. Esa razón no es suficiente para eliminar a nadie a no ser que al final quieran eliminarnos a TODOS.

F.Javier Garisoain