CATOLICISMO

43. CATOLICISMO

DIGAMOS mejor catolicidad que catolicismo. De esta forma no pondremos al Reino de Dios a la altura de otros -ismos, paranoias estéticas de  nuestro tiempo. Digamos en cualquier caso que la verdadera universalidad -la catolicidad- es un invento de la Iglesia. Es verdad que hubo imperios antiguos que consiguieron la unidad política de razas diversas. -La misma Iglesia se fraguó en el molde del mosaico cultural romano-. No desprecio aquellas unidades. Pero eran cohesiones basadas en la fuerza y el dominio de una etnia o una cultura sobre las demás. También reconozco que existe una cierta universalidad en otras religiones: todo lo espiritual es universal. Por eso durante mil años las fronteras del mundo fueron religiosas: el Islam, la India, la China... y la Cristiandad. La diferencia es que el catolicismo siempre fue más internacional, más global, más ecunénico, más católico en fin que nadie. El Islam es árabe; el hinduimo, indio; el confucionismo, chino. La Cristiandad en cambio fue primero judía, y luego -a la vez- africana, y después romana, y europea, y hoy es americana, y mañana será lo que Dios quiera. Quien no lo sepa que visite el Vaticano multiétnico de nuestro tiempo para darse cuenta de lo que significa ser católico. Y si no se convence todavía que reflexione sobre la no-catolicidad de los sarmientos desgajados de la Vid. Ramas estériles que pretendían globalizarnos con imperios económicos, con internacionales de clase, con razas superiores... En fin: menos globalización y más EVANGELIZACION.

F. Javier Garisoain